Aquí vas a encontrar bolsos hechos con mis manos, vacunados contra la moda rápida.

Sólo indicados para mujeres que quieran un comodín para coger del armario con los ojos cerrados 


Hola, soy Jéssica Tena. 

Bajo el pseudónimo de Iala Díez, coso puntada a puntada, sin máquina de coser, piezas de cuero con espíritu joven, honesto y sencillo.  Te presento un aperitivo de la colección:

¿Quieres encontrar uno que te encante hoy y estar segura de que la temporada que viene también?  

Aprenderás a elegirlo para te aguante en buen estado mucho tiempo, transmita una buena impresión de ti y no pase de moda rápido.



Agua Mini         330 €

Lana XL        530 €

Laida Tote         540 €

Aldán Bandolera         410 €

Lana  MIni         380 €

Laida Midi, 4 formas de usarlo  450 €

Eolie Mochila y bandolera       490 €

Celler Makuto       380 €

Ahora que ya has echado un vistazo, te confieso tengo una obsesión; que ninguna mujer que lleve un bolso Iala Díez diga estas frases:


1

Lo lleva mi vecina


2

Es del año pasado y se nota


3

No me pega


Para conseguirlo, la receta pasa por echarle muchas horas a cada pieza y usar piel sostenible, es decir piel que:


  • Es de aquí al lado.

La piel viene de un pueblecito que vive de la tradición de las curtiderías y que está a menos de 60 km de mi estudio. Una gran suerte.


  • Respeta el planeta y tu cuerpo.

Trabajo con pieles curtidas con taninos vegetales y teñidas con pigmentos naturales. Están libres de materiales pesados, por tanto,  no producen alergias, respetan tu cuerpo y no contamina.

  • No dañan el planeta ni tu cuerpo.

Trabajo con pieles que están curtidas con taninos vegetales y teñidos con tintes naturales.

Son las únicas pieles que no contiene materiales pesados como el cromo, que produce alergias, es perjudicial para la salud y contamina los ríos durante años.

  • Son de aquí al lado.

Todos los proveedores son nacionales. La piel viene de un pueblecito que vive de la tradición de las curtiderías y que está a menos de 60 km de mi estudio. Una gran suerte.

El resto de materiales provienen de talleres muy pequeños que producen con mimo y comparten conmigo la obsesión por el trabajo artesanal.

Como intuirás, como todos, intento que mis deseos se cumplan, y el mío como te he dicho,  es que uses el bolso hasta el infinito. Así que he preparado un test para que sepas si los bolsos están hechos para tí:

No lo encontrarás atractivo si:

  • Compras de forma compulsiva y lo quieres ya. Lo siento, si voy rápido puedo equivocarme.
  • Te encanta que todo el mundo vea rápidamente donde compras y prefieres llevar un bolso con un logo reconocido que un bolso de calidad.
  • No vas a cuidarlo y seguir los consejos de uso para que te dure muchos años.
  • No soportas que los materiales naturales no son perfectos. (Es tu caso si huyes de los súper ecológicos porque las manzanas no tienen todas el mismo color ni brillan).

Lo hago para ti si:

  • Buscas una pieza que no veas cada vez que doblas una esquina.
  • Prefieres tener un producto personalizado que llevar un logo muy conocido colgado de tu hombro y que todo el mundo sepa donde te lo has comprado.
  • Vas de aquí para allá siempre ocupada, necesitas un look cómodo, sí, y con chispa también.
  • Vas a cuidarlo, y así garantizar que tu hija los herede. Yo te voy a mandar todo lo que necesitas para mimarlo.
  • Te gusta ver que el paso del tiempo va dejando en el bolso un acabado único, que envejece con clase.